Estas son las características de una copa menstrual pirata

La copa menstrual se ha posicionado dentro del mercado emergente como un producto muy atractivo, pues el año pasado se valoró en mil 155 millones de dólares a nivel mundial, de acuerdo con la firma de estadísticas ReportLinker. Para 2023, se estima que alcanzará los mil 400 millones de dólares.

Debido a esto, ha proliferado una gran cantidad de copas que no cumplen con las certificaciones de las autoridades sanitarias correspondientes y, por lo tanto, pueden poner en riesgo la salud de quienes las usan.

Se puede identificar una copa pirata gracias a su material y forma, ya que en muchas de ellas tienen información clara sobre la calidad y el origen de sus componentes, lo que podría ocasionar alergias. Aunado a esto, algunas pueden tener bordes o materiales sobrantes que pueden causar desgarres o raspaduras internas.

El empaque e instructivo también es un indicador. Algunas copas vienen de otros países y, a pesar de ello, no cuentan con sellos de importación y en ocasiones carecen de un instructivo en español. También traen diseños copiados de otras marcas autorizadas y suelen tener nombres genéricos relacionados con el término cup, además de estar dentro de empaques que se deshacen y son de poca calidad.

De igual manera, se debe considerar la presencia en medios, ya que una copa pirata muy probablemente no dará mucha información en su sitio web o redes sociales.

En comparación con lo anterior, las copas originales proporcionanclaridad en los materiales, el instructivo en el idioma y una página en la que puedes revisar la certificación y el registro sanitario, así como plantear tus dudas.

Te puede interesar:

En el caso de México, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) es el organismo indicado que aprueba que se cumplan todos los requisitos para la fabricación y venta de copas menstruales. Para estar segura de la que la copa que adquiriste cuenta con este registro, ingresa a la página web o llama a Comisión.

Además, el número de registro sanitario debe estar siempre visible en el empaque y la publicidad; podrás reconocerlo porque está compuesto por letras y números que terminan con las siglas de la Secretaría de Salud.

En ese sentido, ProFemme ofrece una copa menstrual hecha con TPE (elastómero termoplástico), material de grado médico certificado que cumple con la norma ISO 10993 y que garantiza su biocompatibilidad.

Al respecto, Sally Santiago, gerente de la marca, explica que “las copas menstruales deben cumplir con la NOM 241, es decir, con el Certificado de Buenas Prácticas para poder obtener el registro sanitario por parte de Cofepris. Además de comprobar con información técnica, científica y pruebas de toxicidad que el producto no causa daños o reacciones.” 

Antes de adquirir una copa menstrual asegúrate de que cumpla con todas las características anteriores para evitar alguna complicación.

RGP

Para saber más:

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Olvídate de la piel de naranja y la retención de líquidos en sólo dos pasos

El Día Mundial de la Alimentación celebra 42 años desde su promulgación, celebrado el 16 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *