Mantente activa durante tu embarazo

Es posible que gran parte de las mujeres embarazadas crea que realizar alguna actividad física en esas condiciones signifique un riesgo, tanto para ella como para su bebé, y lo único que queda por hacer es relajarse, subir los pies y dar uno cuantos pasos en la comodidad de tu hogar. Pero esto no debe ser así, ya que el ejercicio, lejos de perjudicar, beneficia a la madre que lo practica.

 

Datos expuestos por especialistas determinan que una mujer embaraza necesita, al menos, dos horas y media de ejercicio por semana, lo que equivale a 30 minutos de caminata por día.

 

Pero si lo que deseas es realizar una actividad más demandante, algunos médicos recomiendan tomar clases de ejercicios aeróbicos y yoga, no sin antes consultar con un profesional la posibilidad de llevarlos a cabo, además de brindarte consejos sobre cómo ejecutarlos. Por otro lado la natación es un deporte altamente recomendado porque el agua soporta el peso de tu cuerpo y mantiene equilibrado el ritmo cardiaco.

 

Entre los beneficios de hacer ejercicio cuando se está embarazada destacan los siguientes: mantiene sanos tu corazón, cuerpo y mente, reduce el estrés, ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes gestacional y alivia malestares como el estreñimiento, dolores de espalda, dificultades al dormir y reduce la hinchazón de venas o várices.

 

A pesar de que el ejercicio te ayuda a sobrellevar el embarazo, es importante que tomes en cuenta que tu cuerpo no guarda las mismas condiciones físicas ni responde de la misma forma a la actividad física, que cuando no estabas embarazada. En este sentido debes considerar que tu respiración será diferente ya que, debido al embarazo, necesitas más oxígeno, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Así mismo tu ritmo cardiaco será más rápido y posiblemente tengas menos energía para ejercitarte. Tu temperatura corporal va a elevarse más rápido y se recomienda que evites movimientos que requieran de mucho esfuerzo que puedan provocar futuras lesiones articulares.  

 

No olvides que ser una mamá no implica estar en reposo total, a menos que tu embarazo sea de alto riesgo o te encuentres bajo los síntomas de alguna enfermedad. Si este no es tu caso, ten la confianza de realizar una actividad física, ya que tu salud se vera beneficiada.

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *