Cirugía de labios

El paso del tiempo puede cobrarle la factura a los labios, haciendo que pierdan su forma característica al adelgazarlos y aplanarlos, propiciando el surgimiento de arrugas verticales y que los surcos que pasan por sus costados y se enfilan a la nariz (llamados nasogenianos) se profundicen.

¿Qué hacer para recuperar su lozanía? La cirugía estética ayuda a mantener su aspecto juvenil, o bien brindar un aire “exótico” que revitalice el semblante. Así, el profesional ofrecerá sus recursos cuidando en todo momento que la armonía del rostro no se pierda, partiendo del equilibrio que los labios significan para ello; las siguientes causas son los principales motivos de operación:

•Arrugas finas o profundas cerca de las comisuras.

•Fisuras o marcas labiales (labio leporino).

•Labios muy delgados, gruesos o largos.

•Reconstrucci Reconstruccióón, por ejemplo, al disminuir la distancia entre el labio superior y la parte inferior de la nariz, cuando es demasiado larga.

La intervención quirúrgica para la corrección estética de los labios se llama queiloplastia, la cual perfila su labor a dos principales objetivos: aumentar o disminuir volumen.

Ahora bien, existen técnicas para el efecto que se desee o el tiempo de éste (temporal o permanente), entre las que podemos mencionar:

•Autoinjerto. Mediante la llamada lipoestructura se retira tejido de alguna parte del rostro en la que sobre y se deposita en los labios para darle la forma deseada. Las técnicas modernas utilizan tejido denominado smas (sistema músculo aponeurótico superficial de la cara) o aponeurosis del músculo temporal, debido a que la reabsorción es mínima, hinchazón, moretones y molestias después de la intervención pueden ser los inconvenientes.

•Implantes. Se injerta material ajeno al cuerpo humano, pero que es bien recibido por éste, por ejemplo: artecol (bolas microscópicas de metacrilato mezcladas con colágeno) y con duración de 1 a 2 años; goretex, para crecimiento permanente y muy útil para perfilar los bordes; colágeno bovino, excelente para aumentos temporales, pero suele provocar rechazo o alergia en algunos pacientes; ácido hialurónico, de origen no animal, dura entre 6 meses y un año. En cualquiera de los casos mencionados se pueden presentar complicaciones, entre las que destacan rigidez y sensación de “labios duros”.

•Plastias. Se toma tejido del mismo labio y se lleva donde hace falta; se recomienda para aumentar volumen y altura en la parte roja del labio, llamada bermellón, con buenos resultados.

Durante muchos años el material más popular empleado en el relleno de labios fue la silicona líquida mediante inyección subdérmica, método que prácticamente se ha desechado, e incluso está prohibido en casi todo el mundo, ya que se ha comprobado que se desplaza a otros sitios, propicia reacciones alérgicas con enrojecimiento, hinchazón y sensación de calor, los cuales producen gran incomodidad al paciente.

Por otro lado, cuando lo que se busca es la reducción del grosor de los labios se utilizan técnicas de extirpación de mucosa de la parte interna del labio que está en contacto con los dientes, mediante incisiones ubicadas dentro de la boca a lo largo de los labios, de manera que no haya cicatriz externa alguna.

La cirugía se puede realizar bajo anestesia local o general, con sedantes intravenosos, tiene una duración de 15 minutos a una hora con resultados muy complacientes; al término de la misma se pedirá al intervenido que mantenga la cabeza elevada y aplique hielo para disminuir la inflamación y el posible tono morado.

Si por lo pronto su presupuesto no le permite la posibilidad de acudir al cirujano plástico, nunca estarán de más algunos consejos sencillos para que sus labios luzcan siempre radiantes.

Es de vital importancia beber 8 a 10 vasos de agua al día. Las personas de edad avanzada deberían incrementar la cantidad durante el invierno o en épocas de viento o clima seco, ya que conforme se envejece, la capacidad de las células para retener la humedad en la piel se reduce.

Si acostumbra usar habitualmente humectantes de labios, procure los que contengan protector solar, así como evitar el uso de los llamados lápices labiales indelebles (cuyo efecto dura en promedio 8 horas) porque tienden a resecar más la piel.

Recuerde que las vitaminas mantienen en buen estado a la piel en general, particularmente las del complejo B, A y E, las cuales pueden ingresar al organismo al consumir alimentos como hígado, pescado, yema de huevo, mantequilla y queso, así como melón, zanahoria, mango, espinacas, ciruela, plátano, manzana, espárragos y aguacate; algunos complementos vitamínicos y alimenticios pueden ayudar a suplir la deficiencia de estas vitaminas.

Finalmente, si el presupuesto le brinda la posibilidad de una intervención con motivo estético, asegúrese de ser recibido por un verdadero profesional con trayectoria comprobada.

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *