Vivir sin limitaciones, es lo que requieren los niños con artritis idiopática juvenil

Cuando la Artritis Idiopática Juvenil (AIJ) se presenta, los niños que la padecen dejan de  jugar y divertirse, así como de tener un crecimiento normal para pasar a una vida con dolor y sufrimiento con grandes posibilidades de llegar a una muerte prematura, si no cuentan con la atención oportuna y tratamiento adecuado. 

La AIJ es un padecimiento de causa desconocida que afecta a niños menores de 16 años y se caracteriza por destrucción de las articulaciones, acompañada de dolor y discapacidad física muy temprana; algunos pacientes pueden además presentar fiebre alta, dolores musculares, aumento del tamaño del hígado, bazo o ganglios linfáticos, síntomas que tampoco les permiten asistir a la escuela.

“En el Día del Niño, los niños con AIJ y sus familiares sólo quisieran un regalo de vida: vivir  sin limitaciones”, comenta Hiram Reyes, Director de la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide.

Existen diferentes formas de AIJ, las cuales tienen en común el dolor y la inflamación articular, la destrucción y las limitaciones físicas. Algunos casos más complicados pueden presentar complicaciones graves fuera de las articulaciones como en el corazón, pulmones, hígado y médula ósea. Son de vital importancia el diagnóstico y tratamiento oportunos para que los niños con AIJ tengan oportunidad de controlar la enfermedad y regresar a disfrutar de la vida como cualquier niño normal. 

De acuerdo a la OMS, la AIJ se presenta en 10 de cada 100 mil niños a nivel mundial, los cuales se ven seriamente afectados en su desarrollo natural, ya que la inflamación que provoca la  AIJ puede afectar la producción de la hormona de crecimiento. 

Incapacitados para desarrollar cualquier actividad, los niños con AIJ afectan su vida cotidiana tanto con sus amigos como con sus familiares, lo cual también les ocasiona aislamiento social extremo y una depresión aguda por sentirse “diferentes”. Estos niños al no desarrollarse de manera normal por verse afectada la hormona de crecimiento, sufren también de discriminación.

Gracias a las nuevas modalidades terapéuticas la AIJ se logra controlar efectivamente en la mayoría de los casos. En ocasiones se requiere utilizar medicamentos de vanguardia para lograr este control. En México contamos con los medicamentos apropiados para manejar estos pacientes y evitar las secuelas que pueden ser devastadoras, afirmó el Dr. Francisco Antonio Rojo Leyva, Médico Reumatólogo del Hospital Satélite. 

“En todo el mundo los pacientes con AIJ merecen tener acceso al mejor tratamiento existente, así como una atención integral y el apoyo emocional que es un punto fundamental para que los pacientes mejoren su calidad de vida”, concluyó el Dr. Rojo Leyva.

Un paciente con AIJ bien tratado, es aquel que no presenta síntomas y puede vivir de la misma manera que lo hacía hasta antes de padecer la enfermedad. Por ello es muy  importante saber que la AIJ puede controlarse cuando se diagnostica y trata oportunamente, siendo posible regresar la calidad de vida a los niños que la padecen.

 

 


Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dra. Yolanda Pica Ruiz- Bio. Profesional.

Sanamente.mx.– La Dra. Yolanda Pica Ruiz, es Médico por la Universidad Autónoma Metropolitana y Psiquiatra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *