Nueva York ofrece una miríada de tendencias

Lo más granado de la industria de la moda ha presentado sus apuestas invernales de nuevo en la Gran Manzana. Se trata del primer febrero que la pasarela invernal se organiza en el Damrosch Park del Lincoln Center, lejos de Bryant Park, en un lugar en el que la inmensa mayoría de los diseñadores se pusieron de acuerdo para dibujar un invierno alejado de la crisis: la mujer regresa al lujo.

 

Pese a que no hay una única pieza indispensable en el vestuario, queda claro que las pieles están de moda. Las faldas son cada vez más largas. Los tejidos son cada vez más elaborados, y el invierno entiende de colores vistosos: no todo tiene que ser negro, ese color al que rinden pleitesía los diseñadores y el público neoyorquinos.

Carolina Herrera y Michael Kors, Calvin Klein y Oscar de la Renta o incluso debutantes en las carpas de la Mercedes-Benz Fashion Week, como el mexicano Christian Cota, optaron por utilizar las pieles en sus diseños.

Carolina Herrera, presentó prendas llenas de “detalles muy especiales y preciosos” y en las que los tejidos son “fantásticos”: franelas, lanas, algunas de doble faz o tweeds para abrigos y cashmere, mientras que para blusas y vestidos de noche eligió el lujo de la seda, crêpes, fallas o el organdí.

Como máximo ejemplo de la sofisticación se presentó también el dominicano Óscar de la Renta, quien se decantó por los intensos coloridos y ostentosas telas como los otomanes de seda, los terciopelos, las lentejuelas, las muselinas de lamé o alpacas bordadas que recogen la impresión de lujo clásico propia de la firma.

El matrimonio Lúbov y Max Azria apostó por el glamour y la sensualidad en las tres colecciones que presentaron en Nueva York: BCBG, Max Azria y Hervé Léger. Destacó con nombre propio esa última –una de las predilectas de muchas famosas de Hollywood–, en la que dibujaron una mujer que es “una amazona llena de glamour, además de una mujer poderosa, fuerte y deportiva”, según detalló Lúbov.

Más sencillos fueron otros, como Michael Kors o Francisco Costa para Calvin Klein Collection, fieles a sus respectivos estilos en una pasarela que sirvió al primero de ellos para celebrar sus 30 años en la industria de la moda. El neoyorquino presentó unas propuestas de líneas rectas, pero elegantes y glamorosas. Costa mostró a una mujer urbana y sofisticada, vestida en prendas de cortes limpios, sin botones o cierres visibles, en tonos neutros desde el blanco invernal al beige.

Fueron muchos los diseñadores que echaron la vista atrás en busca de la inspiración. La década de los 70 fue un punto de partida para agujas tan conocidas como Marc Jacobs, Diane von Furstenberg e inlcuso Tommy Hilfiger. Ése último presentó una colección femenina a la que dio un aire bohemio chic, con un punto de irreverencia en su acercamiento a siluetas clásicas.

Más atrás se fue otro de los iconos de la moda neoyorquina, Ralph Lauren. El veterano partió de los años 30 y presentó una colección con una reminiscencia del artdeco de esa época. Un aire asiático y el negro más absoluto dominaron las apuestas que presentó tanto para el día como para la noche.

Otros nombres como Alexander Wang, Philip Lim, John Altuzarra y Christian Cota copan las páginas de las publicaciones y llenan sus desfiles de sedientos fashionistas. 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *