Imagen tomada de la web

¿Por qué deberías abrazar a tu bebé al menos 4 veces al día?

Los abrazos son acciones que en apariencia pueden ser muy sencillos, pero tienen un gran impacto en el desarrollo de bebés y niños, es por ello que, te damos algunas razones por las que deberías hacer esto más seguido.
 
Cuando los bebés nacen pierden su sostén natural, que hasta ese momento había sido el útero, y al ser frágiles e indefensos necesitan ser cuidados para satisfacer sus demandas básicas como calor y alimentación, aspectos que piden a través de atención, contacto y amor.
 
No es de extrañar entonces que especialistas recomienden el contacto piel con piel enseguida de nacer ya que en un inicio este contacto favorece la lactancia materna, adaptación la vida extrauterina, temperatura, frecuencia cardiaca, respiratoria, reflejos de succión y se sienta tranquilo en su nuevo entorno.

Estos primeros contactos físicos son de gran importancia para bebés y en edades posteriores para desarrollarse como seres sociales y ayudar en la autorregulación emocional.
 
En general podemos decir que el contacto físico es una necesidad básica para los bebés pero fundamental en cualquier edad para crear y reforzar la seguridad afectiva y emocional; los abrazos son considerados como el primer medio de comunicación que refuerza vínculos y sus beneficios se reflejan en las áreas motriz, cognitiva y psicológica.
 
Durante los primeros meses de vida, a través de la exploración táctil de su propio cuerpo y sobre todo de las caricias y del contacto diario con mamá o con papá, los bebés empiezan a ser conscientes de su propio ser físico y los vínculos afectivos que van formando, pero cuando van creciendo este contacto se convierte en un refuerzo y recordatorio de amor, seguridad y tranquilidad.

Te puede interesar…


 
La necesidad de contacto físico que tiene el niño durante la primera infancia hará que presente tendencia a acercarse a la figura de apego y mantener así una proximidad física y comunicarse con ella.

El parenting, una palabra que no existe en español pero que representa su filosofía de cuidar a los seres queridos con la implicación que tienen los padres, pero que es un valor que incluye a todas las personas que cuidan a los niños y que de alguna manera representan también figuras de apego y con las que generan vínculos afectivos.

Dar y recibir abrazos es una tarea que no termina pero que aporta a bebés, niños e incluso adultos por sus interminables beneficios.

Más beneficios de los abrazos

  • Bebés más felices y calmados: Los abrazos estimulan la circulación, por ello logran liberar tensión y disminuir el mal humor
  • Seguridad y confianza: La liberación de serotonina al recibir un abrazo mejora el estado de ánimo y provoca un sentimiento de seguridad y confianza en los bebés, por ello, cuando lloran y se les da un abrazo normalmente se calman.
  • Niños saludables: Con los abrazos se generan glóbulos blancos, lo que favorece al sistema inmunitario de los pequeños.

¿Cuánto debería abrazar?
Los especialistas recomiendan dar de 4 a 12 abrazos diarios a bebés, niños o personas de cualquier edad, el caso es abrazar lo más posible para generar apegos saludables.

¿Cómo propiciar los abrazos y contacto con los bebés y niños?

Dar abrazos en sí no tiene mayor complicación, pero hay algunos momentos en los que se puede propiciar el contacto con los bebés y niños:

  • Durante la alimentación con ayuda del cojín de lactancia
  • Por las noches con la cuna colecho favorece el vínculo entre papás y bebés ya que permite dormir junto al recién nacido, ayudándote a ajustar sus horarios de sueño y facilitar la lactancia materna nocturna.
  • Con masajes antes de dormir, ya que esto los estimula física y emocionalmente a sentirse tranquilos, comunicarse físicamente y ayudar a experimentar el mundo exterior.

DZ

Para saber más…

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Piel seca, deshidratada o ambas, ¿cómo identificar mi tipo de piel?

Uno de los grandes cuestionamientos que nos hacemos de forma constante es ¿qué tipo de piel …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.