Visita al ginecólogo…¿De dónde surge el miedo?

Visitar al ginecólogo es un asunto que hasta la fecha se encuentra rodeado de todo tipo de mitos y creencias falsas que lo convierten en algo preocupante. Es normal sentir todo tipo de miedos e inquietudes cuando se nos propone asistir por primera vez.

Llegan aún más dudas que no sabemos ni cómo ordenar o contestar: “¿Y mi mamá tiene que entrar conmigo?”, “¿Qué me van a decir?”, “Si vas al ginecólogo es que ya no eres virgen”, haciendo mención a algunos ejemplos.

Es momento de hacer todas estas dudas a un lado y finalmente esclarecer la realidad del ginecólogo. Si te aseguras de que el ginecólogo al que visitarás está bien recomendado por alguien de confianza, y que además cuenta con todas las credenciales para tratarte sin problema alguno, entonces, ¡tranquila! Te garantizamos que tu visita será  mucho mejor de lo que imaginas y que el ginecólogo con el que asistas te dará mucha confianza y te orientará pacientemente escuchando todas y cada una de tus dudas. Y lo más importante de todo, nunca te juzgará en ningún aspecto. 

Lo más recomendable es visitar al ginecólogo por lo menos una vez al año, sin importar si te encuentras bien de salud, pero lo más importante es quitarte los miedos e incomodidades, piensa que es algo que tienes que hacer por ti. 

Toda mujer a partir de la edad reproductiva debe comenzar a visitar al ginecólogo; es decir, desde la primera menstruación. Como todo profesional de la medicina, te resolverá todas las dudas que tengas, además de que te brindará información de gran importancia para la vida íntima de la mujer. En especial toma mayor relevancia en nuestras vidas, por la transmisión de información que puede compartir con nosotras: Tú y tu ginecólogo deben formar un equipo para la prevención de algunas de enfermedades. Nos referimos a padecimientos comunes en las mujeres y que nos afectan constantemente: el cáncer cervico uterino y el cáncer de mama. 

El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más frecuente a nivel mundial (después del de pulmón), y el más común entre las mujeres. En el 2008 se registraron 1.38 millones de nuevos casos de cáncer de mama en el mundo, representando el 23% de todos los cánceres en mujeres. Es también la primera causa de muerte por cáncer en mujeres a nivel mundial y tan sólo en 2008 se registraron 458,000 muertes por esta enfermedad.

Durante el 2008 en América Latina y el Caribe, se diagnosticaron 114,989 casos nuevos de cáncer de mama y se presentaron 36,952 muertes por esta enfermedad.

No creas que queremos asustarte con estos números, pero es que justamente fueron estos números los que encendieron focos de preocupación en Oster e impulsó a esta gran empresa a formar una iniciativa con Cimab para luchar contra este tipo de cáncer.

Esta iniciativa llamada “Juntos hacemos la diferencia” busca juntar esfuerzos de ambas partes para fomentar el conocimiento de este cáncer, ya que el 90 % de los casos son curables si se detectan a tiempo. 

Por otra parte, Oster también se ha comprometido en ayudar con la venta de sus productos a que más mujeres tengan la posibilidad de que más mujeres cuenten con las herramientas para una detección oportuna del cáncer de mama. Esta iniciativa tiene como productos emblemáticos la plancha y la licuadora rosa, para mostrar el apoyo por parte de este gigante de los electrodomésticos.

Te invitamos a visitar a tu ginecólogo una vez al año y a informarte de todas las formas de prevención que existen, pues recuerda, si te revisas a tiempo puedes salvar tu vida. 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *