Poder femenino

Constituyen más de la mitad de la población del orbe. Así, el mundo cambia no sólo para ellas, pues la influencia de las mujeres se derrama en su descendencia y comunidad. Hoy, el poder adquisitivo femenino representa el mayor mercado emergente de todo el mundo y de todos los tiempos: son ellas las encargadas del 80% de las decisiones de compra. ¿Quién puede desafiar tal influencia?

Las vidas de las mujeres han cambiado enormemente en las últimas décadas. Estos cambios son evidentes en la esfera económica: tan sólo en 50 años ha aumentado, de forma considerable, la cantidad de ellas que desempeña un trabajo remunerado, el número de las que ostentan un grado profesional, el monto de sus ingresos per cápita y las familias monoparentales que dependen de la madre. Por otro lado, ha disminuido la tasa de natalidad, las mujeres casadas para siempre o que alguna vez lo hacen. Además, la edad a la que contraen matrimonio y/o tiene hijos es cada vez mayor.

Tomando en cuenta que la familia es una institución económica considerada como la base de la sociedad –de hecho, algunos estudios han demostrado que casarse, divorciarse o tener hijos fuera del matrimonio tiene un impacto mucho mayor en la economía de las personas que su trabajo o estudios-, el hecho de que las mujeres tengan más libertad de decidir el rumbo de su vida según sus aspiraciones ha generado grandes cambios a nivel micro –en la dinámica y administración familiar- y macroeconómico –en el desarrollo económico de los países más avanzados en equidad de género. Tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo, el poder de la mujer se desborda de los ámbitos tradicionalmente femeninos del hogar y la crianza para influir en el gobierno, los negocios y el medio ambiente.

En la actualidad, la mujer económicamente activa combina actividades laborales, domésticas y familia, por lo que hace malabares con su tiempo y recursos. No obstante, todavía no existen en el mercado suficientes productos adecuados para resolver todas las demandas que han impuesto los nuevos roles asumidos por las mujeres.

El mercado emergente más grande del mundo

En nuestros días, la economía mundial es conducida por la población femenina. Globalmente, las mujeres gastan alrededor de 28 billones de dólares anuales (millones de millones), lo que representa ganancias de alrededor de 18 billones, y según las predicciones del Banco Mundial, va en aumento. Esto significa que el femenino es un mercado emergente mayor al doble de china y la India combinadas.

Hoy las mujeres deciden 80% de las compras de los hogares, no sólo las que tiene que ver con la alimentación, la educación, muebles y productos para el hogar, sino también aquellas que solían ser terreno exclusivo de los hombres, como los automóviles o la tecnología.

  • 91% compras para el hogar.
  • 65% autos nuevos.
  • 80% servicios de salud.
  • 66% computadoras.
  • 78% de las finanzas familiares
  • 83% actividades de esparcimiento.

Píntalo de rosa, ¿un mercado para la mujer?

A pesar de su inferencia arrolladora en el consumo, pareciera que la transformación del rol de las mujeres cambiara en forma más acelerada que el mercado. Un estudio realizado en 2008 por Boston Consulting Group (BCG) a mujeres de más de 40 países incluido el nuestro, de diversos niveles educativos y socioeconómicos y estilos de vida, sobre cómo sentían las mujeres en su vida, su trabajo y sobre la existencia de productos y servicios que les faciliten la vida diaria, reveló que tratándose de consumidoras, abundan las necesidades no atendidas.

En general, la población femenina se siente mal o poco representada. A pesar de que su poder adquisitivo crece y de que es la encargada de por le menos el 80% de las decisiones de compra, aún se le subestima. Según este estudio, las consumidoras tienden a gastar más o con mayor frecuencia en los siguientes productos: alimentos; belleza; ropa, calzado y accesorios; productos y servicios para mantenerse en forma; servicios financieros.

  • 44% de las mujeres mayores de 15 años en México son económicamente activas, casi 20 millones.
  • 1 de cada 4 hogares mexicanos es sostenido por una mujer.
  • 96% de las mexicanas que trabajan también realiza actividades domésticas.
  • 47% El porcentaje global de mujeres que realiza un trabajo remunerado.
  • Las mujeres son más del 51% de la población total mundial, en México 51.6%
  • Estudios de la ONU pronosticaron que más o menos por el año 2590 podría haber igualdad en cuanto los puestos o posiciones de toma de decisiones.
  • El ingreso per cápita de las mexicanas es de 4 mil 246 pesos.
  • En las universidades de Estados unidos y Europa, 57% del alumnado es mujer.
  • 20% del total de empleadores en México es mujer.
  • En EU, las mujeres son dueñas de 40% de los negocios, y –en los países desarrollados- éstos crecen el doble del total de los negocios en conjunto. Ellas son ahora dueñas de 60% de la riqueza de EU.
  • El número de mujeres que trabajan con poder de compra propio ha aumentado a razón de 2.2% global por año durante las últimas cinco décadas.

 

Revista del Consumidor, marzo de 2013, Núm. 433 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *