Hogar limpio, hogar sano. Como mantener una casa limpia y ordenada.

Las tareas del hogar suelen ser pesadas y agotadoras, especialmente cuando tu casa además de sucia, está desordenada. Además, cuando tenemos toda la intención de limpiar nuestro espacio diario, parecería que el tiempo se esfuma más rápido, es así que antes que nada debemos poner atención en la organización de las tareas que vayamos a llevar a cabo.

Tener una casa limpia y ordenada no sólo nos hace sentir bien a nosotras, sino a todos los miembros de nuestra familia o quien quiera que sean nuestros compañeros de vivienda.  Además estarás en ventaja, ya que estarás preparada en cualquier momento para recibir visitas inesperadas.

Una regla muy importante referente a la limpieza del hogar consiste en saber que no tienes que hacer todo el trabajo tu sola. Tu obligación consiste en ocuparte de la organización y lograr que cada miembro tome sus responsabilidades en el hogar.

Primero que nada haz un calendario de limpieza que incluya a todos y todas. Un buen consejo es eliminar “los días de limpieza”. Si se aplica esto, la casa quedará abandonada esperando el día X en que todo vuelva a brillar por la magia de tus manos. Procura el mantenimiento diario de los espacios compartidos como una tarea comunitaria. En este sentido una buena costumbre es que cada quien deje el ambiente que usa en el estado en que lo encontró. Ocúpate de predicar con el ejemplo luego de una primera entrega de la casa impecable.

Si tú aplicas una línea organizativa general como esta, u otra similar lograras que tu hogar este medianamente limpio y ordenado de manera habitual y como consecuencia los días que decidas hacer una limpieza profunda no supondrán una maratón que ocupe todo el día. Además en este mismo acto estarás educando con el ejemplo y las reglas a todos los miembros de la familia.

Los espacios individuales pueden flexibilizarse un tanto en el orden y la limpieza en una muestra de respeto a la intimidad, sin embargo los niños deben acostumbrarse a un orden mínimo en su habitación. Antes de salir acostúmbralos a acomodar su ropa, juguetes y escritorio, además de extender su cama.

Es necesario también hacer un plan de mantenimiento para cada habitación de la casa, ya que cada una tiene sus especificidades.

Un punto muy importante es empezar a deshacerte de las cosas que no te sirvan. A veces acumulamos una pila de revistas viejas en algún rincón de la casa, solo porque planeábamos recortar unas recetas de cocina, aunque al final solo sirven para juntar polvo. Desházte de todo lo que no te sirva. Entre menos “cachivaches” tengas, más fácil será limpiar y ordenar.

Reúne tu material de limpieza. Antes de comenzar, revisa tener a mano todo los implementos que vayas a necesitar, de esta forma no perderás tiempo buscándolos luego. Usa productos naturales de limpieza para que tu casa no sólo esté limpia, sino que además estarás protegiendo tu salud y la de tu familia de productos dañinos.

Es momento de consentirte, elige tu música preferida o aquella que te suba el ánimo y escúchala libremente, pero recuerda, no debe ser algo demasiado lento porque más que activarte, va a mandarte a dormir.

 

Y ahora sí, ¡manos a la obra!

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Las Mujeres en el Servicio Público en México”

El Día Internacional de la Mujer es una gran ocasión para recordar y reconocer el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *