Di no a la papada

La papada es la más notoria acumulación de tejidos grasos en el cuerpo. Se instala en la cara, debajo del mentón y es casi imposible cubrírsela.

 

Aparece cuando se ganan kilos y se esfuma la preocupación por la imagen personal, o cuando se adelgaza y la piel queda suelta y flácida.

 

Para prevenirla es fundamental una buena postura, ya que la cabeza gacha y columna chueca predisponen a su aparición. Además se sugiere utilizar una almohada delgada para mantener la cabeza recta y aplicar diariamente en el cuello crema facial con movimientos descendentes.

 

Lo primero es no olvidar los dos litros de agua al día, evitar el alcohol y comer poca sal, para evitar retención de líquido.

 

Para combatirla existe la opción de acceder a un tratamiento estético, existen varios tratamientos efectivos para eliminar rápidamente la papada, como los minilifting que se realizan en quirófano con anestesia local; la Lipo CO2, con microinyecciones de dióxido de carbono; la liposucción; la ultracavitación localizada, que es un máquina que destruye el tejido graso y la mesoterapia.

 

Pero si la elección es prevenir y trabajar personalmente, para decirle adiós a esa doble pera, entonces, se requerirá constancia y ánimo para mantener una rutina diaria de ejercicios.

 

Antes de partir, elige en qué momento del día realizarás los ejercicios. Lo ideal es al levantarse en las mañanas o antes de dormir. En cualquiera de los dos casos, serán solo 10 minutos, y el cutis deberá estar limpio. Para ello, lava la cara y cuello con agua tibia o caliente e inmediatamente con agua fría para estimular la tonicidad.

 

Recuerda que, en cada movimiento que hagas, mantén la atención en los músculos que se mueven. 

Ejercicios 1
Mueve tu cabeza hacia un costado y mantenla mientras que con la punta de la lengua tocas tu paladar durante 10 o 15 ocasiones. Luego vira tu cabeza hacia el otro lado y repite. 

Ejercicio 2 
Acuéstate boca arriba, relaja los músculos de la cara y flexiona la cabeza hasta llegar al pecho. La serie es de 10 repeticiones y ve aumentando hasta llegar a 50. 

Ejercicio 3
Siéntate en una silla con la columna derecha y pégala en el respaldo, desde ahí, gira hacia atrás para mirar el techo. Mantén la postura y estira solo la mandíbula inferior hacia delante y hacia arriba lo más que puedas. 

Ejercicio 4
Abre la boca al máximo y vuelve a cerrarla o pronuncia las cinco vocales. Repite al menos 10 veces. Luego incorpora el cerrar con fuerza los ojos para volverlo abrir cuando cierras la boca. Después, cierra la boca y gírala hacia un lado y el otro, repite 10 veces. Para finalizar esta mini serie, llena la boca de aire hasta las mejillas y suelta lentamente. Hazlo 10 veces.
 

Ejercicio 5
Con la mano derecha abierta, con los dedos pulgar e índice formando una L, estira la papada hacia atrás y hacia el cuello. Repite 10 veces. Luego frota la zona con una esponja con agua fría. 

Ejercicio 6
Dibuja con la lengua, sobre el paladar, círculos en el sentido de las agujas del reloj. Siempre manteniendo la espalda recta y la boca cerrada. 10 repeticiones, 3 veces por día. 

Ejercicio 7
Has una sonrisa invertida intentando tensar al máximo los músculos del cuello. 10 veces. 

Ejercicio 8
Siéntate cómoda en una silla con respaldo firme y mueve la cabeza despacio hacia la derecha y coloca la punta de la lengua en el paladar y presiónalo 10 veces. Repite al lado izquierdo.

 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dra. Yolanda Pica Ruiz- Bio. Profesional.

Sanamente.mx.– La Dra. Yolanda Pica Ruiz, es Médico por la Universidad Autónoma Metropolitana y Psiquiatra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *