Vuelve el autocinema a la Ciudad de México

Eso de pasar dos horas en un automóvil hoy sólo se asocia con el tránsito de la Ciudad de México, no con el séptimo arte.

Pero, como siempre, el pasado regresa para alimentar la nostalgia de aquellos que disfrutaron de los autocinemas desde sus vehículos descapotables, con palomitas y malteada en mano.

El autocine o drive- in theater fue la atracción para las parejas de esa época que impusieron la moda de la lover’s lane o passion pits en las últimas filas, donde la película sólo era el pretexto para los arrumacos.

Después de casi tres décadas, a mediados de mayo próximo, los capitalinos disfrutarán del cine al aire libre y desde su automóvil en un espacio que recreará los años 50.

El predio ubicado en División del Norte 3443, casi Tlalpan, en la colonia San Pablo Tepetlapa, tendrá una marquesina iluminada que dirá: “Autocinema Coyote”.

La película que proyectarán en la inauguración será The Rocky Horror Picture Show, de 1975.

Se trata de un proyecto emprendido por la diseñadora Jacqueline Kajomovitz, el arquitecto Rafi Farca, la fisioterapeuta Miriam Mercado y el cineasta Isaac Ezban, quienes se conocieron en un autocinema instalado ex profeso para un festival universitario de cine.

Ahí nació la idea de rescatar el drive-in theater como la opción a la experiencia rutinaria de estar en una sala multiplex.

Las noches de autocinema vuelven ahora al sur de la ciudad combinando el pasado con las nuevas tecnologías, con ciclos de proyección semanales y películas clásicas en formato digital.

Una decoración temática de los 50 se verá en la cartelera, dulcería y en una zona lounge.

“Queremos generar la experiencia de conocer el autocinema, retomar el pasado modernizado, estar al aire libre en un terreno enorme con árboles. Que la gente salga de sus casas y de los centros comerciales.

“Fusionamos la experiencia de una pantalla de cine y la comodidad de la casa. Tu espacio es el auto y ahí puedes hacer lo que quieras mientras que en las salas te dicen: no subas los pies, apaga el teléfono, no fumes y no hables”, dijo Rafi Farca.

Jacqueline Kajomovitz comentó que el Autocinema Coyote, nombrado así porque originalmente se iba a ubicar en el centro de Coyoacán, será instalado en un terreno de 40 mil metros cuadrados que anteriormente fungió como oficinas y fábrica de una empresa de chicles.

Sólo se utilizará una cuarta parte del predio y se dejarán áreas verdes para el disfrute de los asistentes.

Contará con seis carriles para estacionar 200 vehículos frente a una pantalla de 16 metros de largo por 12 de alto, y la entrada por automóvil costará 120 pesos sin importar el número de pasajeros a bordo.

“Es una temática retro, verás imágenes que te llevarán al pasado, los productos en la cafetería serán malteadas, hotdogs, hamburguesas y merengues. Habrá artículos decorativos que te hagan sentir el espacio desde antes de llegar a la taquilla.

“El terreno es plano y todas las filas están contempladas con espacios para que haya un ángulo de visión inclinado con pequeños desniveles en el suelo y que los pasajeros de los asientos traseros vean perfectamente y el parabrisas se encuadre”, explicó Kajomovitz.

El sonido será a través del radio de los autos por un transmisor FM, que le será facilitado a quienes no tengan.

Se podrá disfrutar de la película en la cafetería y, si llegan a pie, en bicicleta o moto, tendrán un área especial con bocinas.

“Entras por División del Norte y la taquilla está a 150 metros; difícilmente habrá obstrucción al tránsito en la lateral, pues la fila se hará en el interior del terreno, lo mismo ocurrirá a la salida.

“Habrá un equipo de seguridad para hacer rondines y entrenados para no aventar el linternazo. Lo único que está prohibido es introducir alcohol y drogas, y que tomen en cuenta que es un lugar público”, apuntó Rafi Farca.

En la temporada de lluvias colocarán viseras en los parabrisas de los autos para no impedir la visión de la cinta.

Volver al pasado

Autocinema Coyote proyectará sólo los sábados por la noche y posteriormente extenderán el horario de jueves a domingo. Habrá noches temáticas y permanencia voluntaria.

“Serán películas clásicas comerciales, eso no quiere decir que vayamos a pasar sólo películas en blanco y negro, no le tiramos al cine muy clásico.

“Son las que nos gustaría volver a ver, tenemos un buzón de sugerencias en la página web y la que más piden es Volver al futuro. También piden mucho Vaselina, Casablanca, Cinema Paradiso”, dijo Farca.

Además de las sugerencias de la gente, ya se cuenta con un repertorio cinéfilo para la cartelera: El ciudadano Kane, de Orson Welles; Blade Runner, de Ridley Scott; Psicosis y Los pájaros, de Alfred Hitchcock; El resplandor y 2001: Odisea en el espacio, de Stanley Kubrick; Los olvidados, de Luis Buñuel.

“Mucha gente nos ha dicho que les encantaría que hubiera un día dedicado a los niños y estamos viendo la posibilidad de hacer domingos familiares, que las puertas se abran desde temprano y haya canchas de futbol, mesas de futbolito, columpios”, mencionó Kajomovitz.

Cine itinerante bajo la Luna

El autocinema permanecerá sólo dos años en el sur y luego se mudará al norte de la ciudad, pues el predio de División del Norte será un centro comercial con salas de cine.

Los jóvenes empresarios planean utilizar varios terrenos de su propiedad para colocar pantallas de cine con diferentes conceptos.

“Nos piden mucho el norte, en Lindavista tenemos algo visualizado y ahora nos han dicho que en Mérida, Tampico y hasta en Chile.

“Tenemos terrenos pequeños en la Condesa, Polanco, Roma y Coyoacán. Haremos una propuesta de cine bajo la Luna, más exclusivo, con menos personas, con sillones al aire libre y puedas llevar tu cobija”, adelantó la diseñadora Kajomovitz.

También harán alianzas con varios festivales de cine como el de la Ciudad de México, Mórbido, Morelia y Ambulante, para la renta de espacio.

 

Un suspiro para la nostalgia

Antes de que los grandes complejos cinematográficos los desplazaran, los autocinemas, que nacieron en los años 50, llegaron a su apogeo en la Ciudad de México en los años 60 y 70. El primero se ubicó en Ejército Nacional, a una cuadra de lo que hoy es la Cruz Roja.

En 1959 abrió el Autocinema Satélite y le siguió el Del Valle, en donde está Plaza Coyoacán, y finalmente el de Lindavista, el último en cerrar y de los más recordados.

El declive de los cines al aire libre llegó con los 80 con la aparición del video y un aumento en el precio de los terrenos de grandes dimensiones.

Los capitalinos acudían en familia, con amigos y muchos en pareja, convirtiendo el auto en el refugio del amor.

“Llegué a ir en pijama con mi esposo, era muy cómodo y un excelente lugar para salir, porque luego era imposible con niños chiquitos. Nos llevábamos a los hijos y se dormían en el asiento de atrás mientras nosotros veíamos la película”, platicó Socorro Yepiz, de 70 años de edad.

Don Manuel Jiménez  recuerda cuando la película Cupido motorizado llegó a los autocinemas del DF y anunciaban la entrada gratuita a los que llegaran en un Volkswagen Sedán (vochos).

“Los papás de esa época lo veían como algo pecaminoso, porque decían que dos de cinco personas se concebían en los autocinemas y sí lo creo.

“Fui varias veces al de Satélite y al de Coyoacán. Confieso que sí era de los que iba con la pareja y al final no sabía ni qué película había visto”, comentó.

María Ríos fue asidua visitante del autocinema de Satélite y siempre iba en grupo con sus amigas. “Nos la pasábamos comiendo palomitas, churros, refrescos, donas, dulces, tacos; era muy divertido”.

La experiencia de Sebastián Huerta en los autocinemas de la capital es de los recuerdos que más disfruta. “Las familias eran grandes, nosotros éramos cinco hijos, mis papás nos vestían muy bien y luego nos acomodaban en el asiento de atrás; siempre nos quedábamos dormidos a la mitad de la película”, dijo.

 

 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Instagram lanza campaña para disminuir la violencia hacia las mujeres políticas

Uno de los compromisos de Instagram es proveer a su comunidad una experiencia segura y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *