Lo que debes saber sobre la calvicie femenina

Aunque hombres y mujeres la padecen por igual, la pérdida del cabello se vive como un duelo muy distinto para cada uno. En el caso de las mujeres, la cabellera, sea cual sea su color, extensión o forma, es un elemento de identidad y diferenciación muy importante; desde pequeñas establecemos lazos simbólicos con nuestro cabello, y comenzar a perderlo tiene importantes consecuencias emocionales.

De ello es consciente la industria de la cosmética, que cada día nos vende más y más productos para (supuestamente) frenar la caída. Y ahí estamos, gastando nuestro dinero en tratamientos sin ver resultados concretos. Pero, ¿qué tal si antes de correr a la farmacia, echamos un vistazo a la raíz del problema?

 

Entre la genética y los hábitos

El 95% de la gente que sufre calvicie (prematura o no), padece alopecia androgenética, y se trata de un fenómeno principalmente hereditario. Unos dicen que lo heredamos del lado materno, otros dicen que viene del lado paterno; hoy se sabe que el “lado” del que venga no es un factor determinante.

Si a las cuestiones hereditarias agregamos los cambios hormonales, un estilo de vida pobre (estrés, pocas horas de sueño, mala alimentación) y los vaivenes emocionales, no importa si nos untamos un carísimo tratamiento de vanguardia o el aderezo de la ensalada: ningún tratamiento preventivo o remedial funcionará, pues no estamos bien por dentro.

 

¿Por qué? 

Imaginemos que nuestro cabello es una planta: se muere si está desnutrida; no importa cuánto lustremos las hojas, si la tierra no está sana, a lo mucho será una planta enclenque. Lo mismo ocurre con el cabello.

Los motivos de la caída o el adelgazamiento son muchos: la atrofia en los vasos sanguíneos del cuero cabelludo limita la irrigación de nutrientes; el folículo puede dañarse debido a mala higiene, hongos, exceso de calor, químicos, tintes o manejo agresivo del cabello; el estrés oxidativo, la mala alimentación (anemia, falta de vitaminas o mala hidratación), los tratamientos médicos y los cambios hormonales repercuten en nuestra salud cutánea.

 

¿Cuándo?

 Muchas mujeres notan que la mayor pérdida del cabello ocurre cuando están en etapas de importantes variaciones hormonales (adolescencia, embarazo, parto, menopausia), o bien, cuando padecen problemas endócrinos o se someten a algún tratamiento médico. Sin embargo, una anestesia general, una operación, menstruaciones abundantes (falta de hierro), fiebre elevada o prolongada, y los problemas emocionales, contribuyen a una caída abundante que, muchas veces, es perceptible hasta dos o tres meses después.

 

¿Qué hacer?

Cambiar el chip: no hay que obsesionarse por la pérdida de pelo, ya que éste no es un problema en sí mismo, sino una señal de que algo en nuestro organismo no está funcionando bien.

Antes de gastar fortunas en médicos o tratamientos, conviene revisar los hábitos que llevamos. En general, una forma de vida sana implica privilegiar la calidad por encima de la cantidad. Por ejemplo: alimentarse bien no es quitarse el hambre a costa de lo que sea, tampoco es sinónimo de contar calorías, comer lo más caro o tomar mil suplementos vitamínicos. Hay que optar por alimentos realmente nutritivos y equilibrar su consumo, ésto se reflejará necesariamente en la salud, el ánimo y, por supuesto, la cabellera.

Es cierto que hay remedios (caseros y de laboratorio) que nos ayudan a controlar el problema, pero lo hacen temporalmente. ¿Qué tal optar por un cambio más lento pero más efectivo a largo plazo? ¿Qué tal bajarle al nivel de estrés, dormir mejor, angustiarse menos por absurdas exigencias sociales? 

Si después de hacer cambios en nuestros hábitos mentales y físicos, la caída del cabello sigue llamando nuestra atención por numerosa o inexplicable, (más de 80 pelos al día), es importante consultar a un médico. Si es responsable, además de recetarnos remedios cutáneos, nos ayudará a rastrear las causas desde el origen (más allá del cuero cabelludo), pues bien podría tratarse de un problema de tiroidismo, hipófisis, diabetes, etc.

 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *