Algunos consejos para cuidar el agua

Bombear agua hasta las viviendas consume mucha energía. Por eso el ahorro de agua también es una buena forma de ahorrar energía.

Un ama de casa responsable se preocupa por el medio ambiente y desea hacer algo por el planeta y, ¿por qué no?, por la economía familiar.

El primer paso es tomar conciencia acerca del consumo de agua que se realiza en el hogar, para poder establecer si es necesario realizar cambios en los hábitos o en la instalación sanitaria doméstica. A continuación algunos consejos.

Algunos valores para tener en cuenta:

–       Un grifo abierto mientras nos lavamos los dientes: 20 litros

–        Un grifo abierto mientas lavamos los platos: cien litros de agua

–        Un grifo goteando: 46 litros por día

–        Una ducha breve: de 40 a 60 litros

–        Lavar el automóvil con una manguera: 500 litros de agua

–        Inodoro con deficiencia en el flotante: cuatro mil 500 litros diarios

–        Tanque de reserva con deficiencia en el flotante: mil 600 litros diarios

–        Cada ciclo de lavado en la lavadora: cien litros

–        Limpieza de veredas o patios con manguera: 200 litros

–        Riego del jardín con manguera: 200 litros

El cuidado del agua en el hogar debe hacerse desde distintos “frentes”: el cuarto de baño, la cocina, el lavadero, el jardín, entre otros. Cada uno de estos espacios representa un importante porcentaje del consumo total de agua.

El cuidado del agua en el baño:
Representa el 65 por ciento del uso de agua dentro de la casa.

a)    Cambios de hábitos de consumo:

–         Ducharse:

Un baño de inmersión utiliza 250 litros de agua, contra cien litros que utiliza una ducha de cinco minutos, con un cabezal normal.

–         Cerrar el grifo mientras nos enjabonamos, nos afeitamos o cepillamos los dientes.

–         No utilizar el inodoro como cesto de basura. Es habitual la práctica de echar al inodoro papeles, condones, toallas higiénicas, colillas de cigarrillos, entre otras cosas. Cada vez que hacemos esto utilizamos la capacidad de la descarga del inodoro, que se puede evitar con solo colocar un cesto al lado del mismo.

b)   Reparaciones:

–         Verificar que el inodoro no tenga pérdidas. Una pérdida en el inodoro puede gastar 200 mil litros de agua por año

  c) Cambios tecnológicos:

–     Inodoros:

Podemos incorporar un mecanismo de interrupción de descarga o un contrapeso que interrumpa el flujo cuando dejamos de accionarse el pulsador.

–         Grifos:

Instalar grifos monomando, o agregar reductores del caudal de agua o aireadores a los grifos convencionales. También disponemos de grifos que actúan con un sensor y solo expulsan el chorro de agua cuando detectan el calor de nuestras manos (al retirar las manos, se cortan automáticamente)

–         Duchas:

Si instalamos un reductor de caudal o aireadores, se reduce el consumo de agua a 10 litros por minuto. Es decir que para una ducha de cinco minutos emplearíamos 50 litros.

El cuidado del agua en la cocina:

El agua que se utiliza en la cocina representa el 10 por ciento del consumo total de agua dentro de la casa.

a)    Cambios de hábitos de consumo:
–         No descongelar alimentos bajo el chorro de agua

–         Llenar el lavavajillas antes de usarlo

–         Si lavamos los platos a mano, no debemos hacerlo con el grifo abierto

b)    Reparaciones:

–         Verificar si los grifos no tienen fugas.

c)     Cambios tecnológicos:

–         Comprar un lavavajillas “eficiente” (consume aproximadamente 15 litros de agua por cada ciclo de lavado)

–         Instalar aireadores y reductores de caudal en los grifos

El cuidado del agua en el lavadero:

El agua que utilizamos en el lavadero representa el 20% del consumo de agua dentro de la casa.
a)    Cambios de hábitos de consumo:

–         Utilizar la lavadora cuando esté llena

–         Ajustar la dosis de detergente según la dureza del agua

–         Siempre que sea posible, evitar el prelavado en la lavadora

b)    Cambios tecnológicos:

–         Comprar una lavadora “eficiente” (consume 12 litros de agua por cada kilogramo de ropa)

El cuidado del agua en el jardín:

a)    Cambios de hábitos de consumo:

–         Regar en las horas de menos calor; así se perderá menos agua por evaporación.

–         No regar solo por costumbre o porque nos resulta placentero. Debemos comprobar la humedad del suelo antes de regar.

–         Dejar crecer el césped hasta 5 o 6 cm. El césped más corto requiere menos agua.

b)    Cambios tecnológicos:

–         Adquirir difusores y aspersores.

El lavado del automóvil:

a)    Recurrir a un centro de lavado automático. Estos centros solo utilizan 35 litros de agua, frente a los 500 litros que se emplean con una limpieza manual con manguera sin corte automático.

b)    Si optamos por el lavado manual en casa, utilizar un balde y una esponja (ahorraremos 450 litros de agua)

Lavado de veredas y patios:

Puede resultar suficiente una escoba y una pala, o el uso de trapeadores humedecidos. Evitar, siempre que sea posible, el uso de la manguera porque representará un consumo de 200 litros de agua.

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dra. Yolanda Pica Ruiz- Bio. Profesional.

Sanamente.mx.– La Dra. Yolanda Pica Ruiz, es Médico por la Universidad Autónoma Metropolitana y Psiquiatra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *