“Nido Obstétrico” en atención médica a embarazadas

LaSalud.mx.– “Nido obstétrico” es un nombre que por sí solo provoca sentimientos dulces en los padres y futuros padres, aunque en Mayo Clinic es mucho más que un simple nombre. 

Actualmente, la atención prenatal de cualquier embarazo se compone de 12 a 14 visitas con el obstetra, pero generalmente esas visitas son apenas revisiones breves para verificar que el embarazo progresa bien. En investigaciones anteriores se examinó la manera de dar a los proveedores de atención médica más tiempo con las pacientes de alto riesgo y de ahorrar tiempo y visitas con los embarazos de bajo riesgo. Si bien esos estudios demostraron que no es peligroso reducir la cantidad de visitas, las pacientes en general informaron sentirse menos satisfechas con ese proceso. 

A fin de buscar formas de mejorar la experiencia de las pacientes y la percepción del valor de la atención médica, los investigadores de Mayo Clinic decidieron probar una nueva manera de brindar atención prenatal y la llamaron “nido obstétrico”. 

Gracias a los cambios del “nido obstétrico” sobre la experiencia de la atención médica, los investigadores descubrieron que el proceso no solamente mejoró la satisfacción de las pacientes, sino que éstas también se sintieron más satisfechas con menos visitas al consultorio médico. “Tradicionalmente se ha tratado al embarazo como a una enfermedad. Queríamos que nuestra atención reflejase el evento normal y de dar vida que el embarazo es y, por ello, buscamos una manera de transformar la atención prenatal en una experiencia de bienestar dirigida hacia la paciente”, explica la Dra. Yvonne Butler Tobah, obstetra de Mayo Clinic y autora principal del estudio.

El Departamento de Ginecología y Obstetricia, en colaboración con el Centro para Innovaciones, trabajó con las pacientes y el personal para recolectar ideas y priorizarlas a fin de mejorar la experiencia de la atención prenatal de las mujeres encinta y de sus familiares. Conjuntamente con el departamento, el Programa para la Experiencia en la Atención Médica que forma parte del Centro Robert D. y Patricia E. Kern para la Ciencia de Brindar Atención Médica en Mayo Clinic tomó esa información e ideas a fin de crear mejoras basadas en pruebas para la atención prenatal.

Todas las participantes en el estudio del “nido obstétrico” atravesaban por embarazos de bajo riesgo e ingresaron al programa con una enfermera específica como persona principal de contacto. Luego, acudieron a ocho visitas programadas (con opción de más) y recibieron el equipo para monitorizar en casa la frecuencia cardíaca fetal y la presión arterial materna. Además, pudieron interaccionar con otras participantes del “nido obstétrico” y con enfermeras del equipo del nido dentro una comunidad de atención médica por Internet. 

“Mi horario es muy complicado. Fue muy agradable ir solamente una vez cada dos meses a las revisiones. Mi marido y yo no tuvimos que preocuparnos tan a menudo de hacer coincidir nuestros horarios para ir juntos a las citas. Escuchábamos el latido cardíaco del bebé cuando queríamos. Nuestra hija tenía 4 años entonces y hacerlo en casa permitió involucrarla a ella también. Eso fue muy divertido y también me ayudó a tomar más conciencia de los movimientos y del latido cardíaco del bebé”, cuenta la Dra. Seri Carney, madre que participó en el estudio del “nido obstétrico” durante el embarazo de su segundo hijo.  

Durante el tercer trimestre, la Dra. Carney pudo enviar un correo electrónico al equipo de atención médica cuando se percató que el latido cardíaco del bebé estaba un poco bajo. El equipo reaccionó de inmediato y le pidió que fuese para hacerle una prueba de esfuerzo. Todo salió bien y pocas semanas después, ella y su familia daban la bienvenida a una niña de nombre Luisa Jane.

El proyecto de investigación del “nido obstétrico” forma parte del esfuerzo de Mayo Clinic por investigar la forma de brindar atención médica y se alinea con el Objetivo Triple del Instituto para Mejoras en la Atención Médica.

“Esto satisface al máximo las expectativas actuales de las pacientes. ¿Cómo se puede continuar mejorando la experiencia del paciente y los resultados clínicos mientras simultáneamente se mantienen bajos los costos? En el caso del “nido obstétrico”, mejorar la experiencia de las pacientes implica facultar a la mujer encinta para realmente involucrarse y tomar el control de su cuidado”, explica el Dr. Abimbola Famuyide, director del Departamento de Ginecología y Obstetricia e investigador principal del estudio. 

El médico y su equipo vieron que tener una enfermera como punto central para atender y tratar las dudas de cada mujer permitió que ellas se sintieran cómodas con la facilidad de comunicación. A la par de ello, la menor cantidad de visitas ahorró recursos en cuanto a proveedores de atención médica y redujo la carga de pacientes. 

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La pandemia del COVID-19 ha exacerbado una “crisis de igualdad de género”

El Foro Generación Igualdad de México concluyó con la presentación de las hojas de ruta …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *