Eliminan arrugas y cicatrices con células del propio cuerpo

LaSalud.mx.- El Banco de Cordón Umbilical (BCU) comenzó a aplicar en México una nueva técnica, única en su tipo, para regeneración de piel que es diferente a los métodos conocidos porque utiliza las propias células de la paciente que adopta el tratamiento. El procedimiento, llamado F-Cells, utiliza como materia prima un pequeño fragmento de tejido tomado de la parte posterior de las orejas de la persona a tratar.

El nuevo sistema de rejuvenecimiento de la piel es ocho veces más durable que otros métodos utilizados para eliminar arrugas pues sus resultados positivos se mantienen hasta por cuatro años. Además, evita reacciones alérgicas o de rechazo, debido a que la persona que usa el tratamiento recibe células de su propio cuerpo, multiplicadas en laboratorio.

Técnicamente este método se llama cultivo de células autólogas. El procedimiento, realizado por un cirujano plástico o dermatólogo, consiste en tomar dos pedazos de piel, menores a dos centímetros, de las zonas detrás de ambas orejas de la paciente. Esa piel se selecciona porque ha recibido la menor cantidad de radiación y la menor cantidad de agresión del medio ambiente.

Después de retirar la muestra, se coloca en un tubo de solución salina y posteriormente se traslada hacia los laboratorios de BCU, los cuales han sido certificados por la Secretaría de Salud.

Una vez que la muestra llegó al laboratorio, se trabaja en condiciones de alta esterilidad para retirar la capa superior de la piel, que es la epidermis y se comienza a trabajar con la parte inferior del mismo tejido, llamada dermis.

“La dermis es la parte del  tejido de la cual vamos a obtener los fibroblastos, que son las células humanas que normalmente y naturalmente producen en el cuerpo el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico”, explica la Maestra en Ciencias Diana Pier Gary, Directora Médica de BCU.

“El colágeno es el sistema de relleno y de soporte. La elastina es lo que da la elasticidad a la piel y el ácido hialurónico es lo que produce naturalmente todo el relleno de la arruga”, indica la investigadora. 

El trabajo en el laboratorio permite realizar cultivos de las células que interesan para restaurar la piel y en un periodo poco mayor a un mes, se puede contar con millones de fibroblastos.

La muestra de piel con la que se realizan los cultivos puede ser tomada por un dermatólogo o un cirujano plástico, el cual puede ser capacitado para tomar y enviar la muestra a los laboratorios de BCU, para trabajar con la técnica F-Cells.

“El médico va a mandar la muestra al laboratorio, nosotros vamos a cultivar los fibroblastos en condiciones especiales y totalmente estériles hasta obtener 10 millones. Después de 5 semanas, que es lo que toma el cultivo, mandamos estos fibroblastos ya cultivados y empacados en jeringas especiales, para que el doctor, de acuerdo con la evaluación de la persona, se la aplique en las zonas de la cara que así lo requieran”, añade Pier Gary. 

A diferencia de otros sistemas que se usan para eliminar arrugas, como la Toxina Botulínica, este sistema no provoca rigidez en el músculo.

“Mientras otras técnicas o sustancias producen un efecto que va a durar de cuatro a seis meses y es un efecto principalmente a nivel de parálisis. Aquí estamos hablando de un efecto a nivel celular, de producción propia de estos materiales”, dice la directora médica de BCU. Además el proceso es gradual y los resultados se van notando a través del tiempo.


Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *