El gran mercado web para niños

El boom de las comunidades virtuales tardó en llegar a los niños y, para sorpresa de muchos, el negocio muestra un gran potencial. Uno de los mundos virtuales para chicos más conocidos del mundo es Club Penguin, creado en 2005 por unos padres canadienses que querían armar un sitio para entretener a sus hijos de manera segura. La idea de fundar una isla de pingüinos que juegan e interactuar entre sí resultó en un gran negocio al cual se incorporó Walt Disney Company en 2007.

 

“Antes de lanzar la versión en español [en 2009], teníamos en América latina más de tres millones de jugadores”, cuenta José Carlos Rodrigues, jefe de Disney Online Studios Latinoamérica.

El negocio de los mundos virtuales para niños suele ser freemium -mezcla entre free (gratis) y premium – porque permiten jugar e interactuar gratuitamente, pero también tienen la opción de pagar para obtener otros beneficios, ya sea mediante el modelo de comprar créditos para jugar y obtener accesorios para el avatar (el personaje), o de pagar por la membrecía.

En ambos casos, los padres deberán desembolsar dinero real para que sus hijos jueguen en el mundo virtual.

Los anunciantes encuentran en estos sitios un medio para crear lealtad en la nueva generación de clientes y para expandir su negocio con la venta de productos. Con ropa para chicos, como hace Warner con su venta online de indumentaria de los personajes de Looney Toons; muñecos, como hace Mattel, con la página Barbie Girls, o Ganz, con el sitio Webkinz; películas, como vende Disney a través de Piratas del Caribe; o merchandising , como ocurre en Boombang o Club Penguin.

Los criterios de seguridad que aplican los sitios para proteger a los niños son los mismos tanto para los socios como para los que no lo son. Este es un punto en el que todos hacen mucho hincapié. En general, regulan la interacción y censuran los mensajes con obscenos u ofensivos. Muchos tienen la posibilidad de que los usuarios hablen a través de frases “prearmadas”. En estos mundos hacen fiestas, los chicos se invitan a sus casas y participan de reuniones sociales virtuales. Nuevos escenarios, nuevos juegos, nuevas sorpresas, nuevos catálogos de accesorios para comprar, todo incita a los chicos a comprar.

Acerca Redaccion

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Cerca del 17% de las mujeres en edad reproductiva padecen de infertilidad.

LaSalud.mx.- En el marco del Mes Internacional del Cuidado de la Fertilidad, Roche México llevó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *